Rediseñando la educación

Una profesora de Historia del Arte que tuve en la universidad nos decía que para ver hacia dónde vamos es recomendable conocer muy bien de dónde venimos. Querida Blanca Muro, no podías tener más razón.

Vivimos bajo un sistema educativo anacrónico, en el que a los profesores se nos obliga a evaluar competencias del alumno teniendo en cuenta notas numéricas, pruebas escritas en las que nuestros alumnos están bajo presión, y un sinfín de situaciones que poco tienen que ver con la realidad a la que nuestros pupilos se enfrentarán en unos años.

En el sistema educativo, tan criticado hoy en día por sus múltiples inadaptaciones al siglo XXI, es el que heredamos de la época industrial, cuando los estudiantes necesitaban ser instruidos con el objetivo de realizar trabajos en fábricas. Las competencias más importantes eran memoriza y reproducir modelos. No había interés en que los alumnos desarrollasen el trabajo en equipo, ni que pudiesen solucionar problemas de forma creativa sino todo lo contrario, una educación sistemática, parametrizada donde todos los alumnos y alumnas eran iguales.

Este sistema requería profesores autoritarios, que impusieran jerarquía en el aula para establecer un ritmo determinado. Una educación unidireccional en la que el docente es la única fuente de información con un grupo de alumnos que no se plantean otras maneras de hacer las cosas.

Consecuencias de estar utilizando un sistema educativo que está totalmente desfasado con lo que sucede fuera del aula es lo que vivimos hoy en día. Alumnos desmotivados, problemas sociales y aparentes patologías o trastornos en niños a muy temprana edad.

Pese a todos los problemas que nos pone la administración, los profesores hacemos todo lo que está en nuestras manos para motivar a nuestros alumnos, para que conozcan su lado más creativo y para que desarrollen el pensamiento crítico.

Como parte de un Máster que estoy realizando, he creado un póster que resume el estudio que he llevado a cabo sobre la progresión del sistema educativo en España y unas posibles conclusiones sobre cómo será la escuela del futuro. Cuyo cimiento ha de ser la creatividad.

Rediseñando_la_educación_AnaMombiedro.png

En lo que personalmente me concierte (arquitectura y neurociencia), los lugares educativos del futuro serán extensiones de nuestras viviendas, donde realizaremos una gran variedad de actividades con nuestros mentores (los ahora profesores). Donde no sólo acudirán alumnos sino también padres y madres. Donde no estaremos separados por materias y edades, sino clasificados por disciplinas y habilidades. Donde el aprendizaje suceda de manera transversal, siempre desde el respeto y el cariño. Con alumnos y docentes autónomos, que creen y desarrollen proyectos en equipos multidisciplinares. Un sistema educativo basado en la creatividad donde se impartan

Parece que “queda mucho” para que este momento llegue, pero quedará menos si nos ponemos manos a la obra desde ya.

Haz click aquí para ver el poster completo

Si te ha gustado este post te recomiendo estos capítulos de Redes:

 

1 comentario en “Rediseñando la educación”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s