El cartógrafo que llevamos dentro

Te propongo un ejercicio para trabajar tu imaginación;

Imagínate de pie, en un espacio donde no hay nada más que el suelo donde estás. Imagina que mueves los brazos como si quieras tocar el aire alrededor de tu cuerpo (sin mover los pies). Estás moviendo los brazos con las palmas totalmente extendidas, como si quisieras comprobar hasta dónde alcanzas sin girar el tronco ni mover tus pies.

Ahora repites el movimiento con la pierna derecha. Exploras todas las posibles posiciones que puedes adoptar sin mover la pierna izquierda ni girar tu tronco. Lo mismo con la otra pierna.

Ya hemos movilizados nuestras cuatro extremidades, nos queda la cabeza. Despacio (para no marearnos ni caernos) la movemos hacia los lados, la inclinamos, la rotamos y la giramos. Exploramos el espacio con la cabeza. Tomando conciencia de este espacio.

¿Qué volumen crees que hemos barrido con todo nuestro cuerpo? Cuando te movías… sabías donde estaba esa parte del cuerpo en movimiento en todo momento, ¿verdad? (puede parecer una pregunta absurda, pero como veremos en próximos posts, nos puede pasar que no sepamos donde está nuestra pierna si la cambiamos de sitio, podemos incluso llegar a pensar que no es nuestra, que esa pierna pegada a nuestro cuerpo es de otra persona).

Espacio Peripersonal Melvin Sokolsky.pngImagen de Melvin Sokolsky

Este espacio que hemos barrido con nuestro cuerpo es lo que llamamos espacio peripersonal. O como algunas personas lo definen: es la zona que establece  el margen de seguridad entre nuestro cuerpo y el resto del mundo.

Pero… ¿cómo establecemos esta zona? ¿cómo sabemos que “si me pongo de puntillas alcanzo ese vaso”? o que ¿si cojo unas pinzas largas puedo recoger las llaves que se me han caído ahí abajo”? Hoy no responderé a todas las preguntas, pero sí a cómo sabe nuestro cerebro que tiene una pierna o un brazo, que está ahí, que se mueve y que tiene frío o ha pisado una piedra.

La respuesta está en que nuestro cerebro actúa constantemente como un cartógrafo que retrata mapas de nuestro entorno. Estos mapas fueron definidos por primera ver por el neurocientífico Wilder Penfield y hoy os comparto la historia que cuenta cómo lo descubrió:

Un joven Penfield comenzó a interesarse por el cerebro estudiando en Universidades como Princenton, Johns Hopkins, y Oxford, para terminar siendo un Neurocirujano pionero en intervenciones en el cerebro para el tratamiento de epilepsia. Trabajó en el Royal Victoria Hospital (Montreal) donde realizaba estas operaciones a “cerebro abierto” y donde, junto a un compañero, instauró el Instituto Neurológico de Montreal.

Profesional y completamente dedicado y entregado al estudio de este órgano, Wilder llegó a operar, con éxito, a su propia hermana de un tumor en el cerebro.

En una de sus operaciones a un paciente con epilepsia, Penfield comenzó a mapear el cerebro, asociando qué partes estaban directamente conectadas con nuestro cuerpo. Para ello iba estimulando minúsculas regiones del lóbulo parietal, y pegado etiquetas sobre el cerebro del paciente. (sí, pegando etiquetas con números, parece rudimentario pero le fue muy efectivo). Esto es posible porque carecemos de neuronas receptoras del dolor en el cerebro.

Wilder Penfield asistido por Herbert Jasper (arriba izquierda, estudiando los resultados del electroencefalograma) y Brenda Miller (abajo izquierda, apuntando los resultados comportamentales de la estimulación cortical).jpgWilder Penfield asistido por Herbert Jasper (arriba izquierda, estudiando los resultados del electroencefalograma) y Brenda Miller (abajo izquierda, apuntando los resultados corporales de la estimulación cortical)

Brain_PenfieldAmerican Neurological Association.pngImagen de las etiquetas sobre el cerebro del paciente. American Neurological Association.

Este tipo de intervenciones las realizaba siempre con los pacientes despiertos. Así, cuando estimulaba una parte veía la respuesta corporal en el paciente, y le preguntaba qué sentía. De las experiencias que he leído sobre el trabajo de Penfield, la que más me ha llamado la atención es aquella en la que consiguió disparar recuerdos de un paciente al estimular su lóbulo temporal. Como él mismo cuenta en este vídeo, si estimulaba ciertas regiones el paciente oía música llegando a recordar canciones que había olvidado.

Este trabajo de mapeo del cerebro abrió nuevos paradigmas sobre el estudio del cerebro, y estableció, por primera vez, una incuestionable conexión entre el cerebro y nuestro cuerpo.

homunculos-grafico.jpg

En el trabajo que Penfield nos ha dejado de herencia diferenció un homúnculo motor (dedicado al movimiento) y otro homúnculo somatoestésico (dedicado a la recepción y proceso de las sensación y la sensibilidad)

Homúnculos de Penfield.jpg

Así que parece claro que nuestro cerebro realiza mapas de nuestro cuerpo, el espacio que nos rodea (mundo tangible) y de nuestro pasado y/o nuestro futuro (mundo intangible). Lo que no está tan claro es cómo se produce esa asociación, y si está tan ordenada como en el caso motor-somatoestésico…

Tiene sentido pensar que nuestra percepción (nuestro sentidos) es la encargada de traducir los estímulos que recibimos en estructuras ordenadas para que podamos construir una realidad compuesta por una superposición de mapas dinámicos.

Por ello a veces pienso que el cerebro es un cartógrafo. En otro post os contaré que estos mapas, además de dinámicos, ¡son flexibles!. Cambian con el paso del tiempo, y con nuestros hábitos. Cambian según sea el entorno en el que nos encontramos y los objetos con los que interactuamos. Hecho que debemos tener muy en cuenta a la hora de diseñar espacios de aprendizaje.

Una última cosa… ¿sabías que nuestro mapa corporal se verá gravemente alterado si sufrimos de ansiedad? Aquí os dejo el artículo que cuenta las bases científicas de esta aportación.

Espero que os haya gustado 🙂

¡Feliz día!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s